Selección alemana: "prohibirnos llevar el brazalete es impedirnos hablar”

Los futbolistas alemanes se taparon la boca con la mano a la hora de tomarse la foto de equipo antes de su debut en el Mundial contra Japón, en protesta contra la amenaza de sanciones deportivas por parte de la FIFA para evitar que se utilice el brazalete ‘One Love’ en Qatar.

Las siete federaciones europeas, incluida Alemania, que planearon llevar un brazalete de colores contra las discriminaciones, decidieron finalmente renunciar a ello por la amenaza de «sanciones deportivas» de la FIFA que no fueron precisadas. Una posición muy criticada en Alemania, donde mucha gente pidió a sus futbolistas desafiar la prohibición.

Por otro lado, la Federación Alemana de Fútbol respondió a las intimidaciones de la FIFA -que prohibió el brazalete inclusivo «One Love»-, escribiendo en Twitter que «los derechos humanos no son negociables».

Finalmente, remarcaron: “prohibirnos llevar el brazalete es impedirnos hablar. Nuestra posición está clara», escribió en Twitter la DFB en el inicio del partido, en el que también estaba presente el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.