Explosión en Río Tercero

El 3 de noviembre de 1995, una explosión en la fábrica militar de la ciudad de Río Tercero, Córdoba, provocó la muerte de siete personas. El lugar quedó totalmente destruido y también parte de la ciudad. Además de las víctimas fatales, hubo más de 300 heridos.

¿Qué sucedió?
Eran las 8.55 de la mañana del 3 de noviembre de 1995. Una serie de explosiones se inició en la Fábrica Militar Río Tercero. Los trabajadores de la planta entraron en pánico. Los habitantes de la ciudad también. Era solo el comienzo de un día dramático.
Las explosiones continuaron todo el día. Como la fábrica estaba apenas a doscientos metros del límite del área urbana, fueron afectadas cientos de casas. Por toda la ciudad de Río Tercero llovían esquirlas, granadas y municiones de guerra. Era desesperante.
Durante ese fatídico 3 de noviembre, miles de habitantes de Río Tercero huyeron hacia los pueblos vecinos, donde fueron ayudados con alimento, agua y la posibilidad de usar los teléfonos. Y muchos otros deambularon por la ciudad aturdidos o lastimados.
El entonces presidente Carlos Menem viajó a Río Tercero el mismo día de las explosiones. En la ciudad brindó una conferencia de prensa en la que se apresuró a aventurar los motivos del hecho.
Pero las sospechas surgieron muy rápido. ¿Había sido un accidente? ¿O había algo más? ¿Qué tenía que ver la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia? ¿Por qué puede decirse que las explosiones de Río Tercero fueron un atentado?

¿Qué relación tenía el hecho con la venta ilegal de armas?
Se cumplen 27 años del día en el que una explosión, realizada para cubrir un delito internacional, terminó con la vida de siete personas y condenó a cientos de habitantes a sufrir durante años. La sensación de injusticia sigue latente. Pero, sobre todo, persiste el dolor por la impotencia ante un hecho tan nefasto.

Fuente: Filo News