El volcán Mauna Loa de Hawái, entró en erupción sin que de momento suponga un peligro para la población cercana, según explicaron   desde el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). “En este momento, los flujos de lava están contenidos dentro del área de la cumbre y no amenazan a las comunidades de la ladera”, dijeron desde el organismo.
Es la primera vez en 38 años que el Mauna Loa entra en erupción. La última vez que estalló, en 1984, se produjeron unas circunstancias similares a las actuales en el inicio: parecía que la lava se iba a quedar en la cumbre, pero acabó bajando por la ladera y alcanzando varias aldeas. La situación es similar ahora, sin riesgo para las poblaciones próximas al volcán. Sin embargo, el Observatorio de Volcanes de Hawái, con la vista puesta 40 años atrás, ha advertido que las primeras fases de la erupción pueden ser engañosas.
Peligro por caída de ceniza
El servicio meteorológico también ha emitido una advertencia de caída de ceniza en la isla de Hawái para este lunes. Las autoridades recomiendan reducir la exposición y aseguran que la ceniza volcánica podría afectar a los motores de los coches y a otros componentes electrónicos.
El Mauna Loa es el volcán más grande del mundo con sus 5.271 kilómetros cuadrados de superficie, es decir, casi la mitad de la isla en la que se encuentra. Más de una docena de terremotos de más de 2,5 de magnitud han azotado la región en las últimas dos horas, según el USGS, uno de ellos de 4,2.