Día de los Fieles Difuntos

El Día de los Fieles Difuntos se celebra en todo el mundo el segundo día de noviembre, aunque hay países como México o los de la región centroamericana, donde se festeja con más énfasis.

La fecha conmemora a quienes murieron -fieles difuntos- y aún no pueden gozar de la presencia de Dios, debido a que están purificando sus pecados en el Purgatorio.

Creencias

Existen creencias populares y de origen pagano acerca del Día de los Difuntos. Por ejemplo, los campesinos de varios países católicos tienen la creencia que esa noche los muertos vuelven a los hogares donde vivían antes de morir.

Esta celebración se basa en la creencia de que, al morir las almas de los fieles no fueron limpiadas de pecados o bien no han sido expiadas por trasgresiones del pasado. Debido a que dichas almas no pueden alcanzar la Visión Beatífica, se realizan rezos y el sacrificio de la misa.

Durante este día los creyentes ofrecen sus oraciones o sufragios, sacrificios y la misa para que los fieles difuntos lleguen a la presencia de Dios.

En Argentina

En la Argentina, el día de difuntos era feriado nacional y las multitudes se agolpaban para visitar las tumbas de sus seres queridos. La dictadura quitó el feriado y quiso borrar toda memoria de esta conmemoración. No obstante, la gente seguía concurriendo a los cementerios.

De todas maneras, este día se vive de diferente forma en la región del noroeste que en el litoral, el centro o el sur del país. En los pueblos y ciudades, este día es muy respetado y recordado. La gente va a los cementerios a visitar a sus seres queridos, llevar flores, arreglar sus tumbas y solicitar oraciones por ellos en las misas.