No importa si es de día o de noche, los ladrones ya no tienen miedo de que los encuentren y -simplemente- avanzan.

Una PlayStation 4, dos joysticks inalámbricos y una computadora, fue el botín que se llevaron de una casa ubicada en la calle Esquiú.

De acuerdo a la denuncia realizada por la víctima, los malvivientes aprovecharon la ausencia de los propietarios e ingresaron después de forzar la reja y la puerta de entrada. El hecho se habría producido en la tarde y al llegar a la noche se encontraron con el robo.

La causa está a cargo de la Comisaría 8ª donde también se judicializó.

Sin batería, ni neumáticos

La víctima estacionó el vehículo frente a su domicilio en la Isla del Río Diamante y los ladrones le sacaron la batería y las cubiertas.

En la madrugada -cerca de las 2-, vecinos del callejón Iguazú denunciaron a través del 911 que unos sujetos estaban violentando las cubiertas de un auto.

Cuando la policía llegó al lugar y ubicó al dueño, constataron que además de faltarle las cuatro cubiertas, se habían llevado la batería.

La causa que aún no tiene detenidos, está caratulada como robo y se judicializó en la Comisaría 38º.