En una noche a todo brillo, te mostramos todos los ganadores de la noche más esperada por los artistas de la música.

Fito Páez, El Mató a un Policía Motorizado y el pianista tanguero Pablo Estigarribia son los artistas argentinos que fueron galardonados anoche en la ceremonia 23 de los Premios Grammy Latinos en la que el músico uruguayo Jorge Drexler resultó el más premiado.

El máximo galardonado de la noche fue el músico uruguayo Jorge Drexler, quien se alzó con 6 de las estatuillas a las que estaba nominado: Canción del año y Grabación del año por «Tocarte» junto a C. Tangana, Mejor Arreglo por «El plan maestro» junto a Fernando Velázquez y Mejor canción en lengua portuguesa por «Verdo Sardo» con Marisa Monte.

Drexler también se alzó con la Mejor Canción Alternativa por «El día que estrenaste el mundo», en tanto en la categoría Mejor Canción Pop hubo un empate entre su tema «La guerrilla de la concordia» y «Tacones Rojos», de Sebastián Yatra y Pablo María Rousselon.

Detrás del uruguayo siguió Bad Bunny, con cinco galardones: Mejor álbum de música urbana por «Un verano sin ti», Mejor Interpretación de reggaetón por «Lo siento BB» con Tainy y Julieta Venegas, Mejor canción de rap/hip hop por «De museo», en tanto por «Titi me pregunto» se alzó con el premio en las categorías Mejor fusión urbana y Mejor canción urbana.

Por su parte, Rosalía, con su disco «Motomami» se alzó en las categorías Álbum del año, Álbum de música alternativa, Mejor diseño y Mejor producción.

En cuanto a los premios para artistas locales, en la gala realizada en Las Vegas, Fito Páez obtuvo los tres premios Grammy Latinos a que aspiraba al imponerse en el rubro Mejor disco de pop-rock por «Los años salvajes» y en los apartados de canciones de rock («Lo mejor de nuestras vidas») y pop-rock («Babel» que grabó junto a Carlos Vives).

El músico y compositor rosarino que este año celebra las tres décadas de «El amor después del amor», su trabajo de mayor impacto, con una gira planetaria, acaba de ser nominado a los Grammy generales por «Los años salvajes».